Negocios en Internet

Enamora a tus clientes y consigue más ventas

¿Por qué debemos obsequiar algún tipo de regalo a nuestros clientes o socios de negocios? Pues la respuesta es sencilla, el motivo es agradecer a unos sus compras, y a los otros su buen trabajo con tu empresa. A los dos les agradecemos su fidelidad, compromiso y consigue más ventas.

Es por ello que los pequeños detalles se convierten en herramientas de marketing que pueden generar resultados muy buenos a tu marca.

Arma una estrategia alrededor de esta idea y regala algo memorable, que tenga sentido a fortalecer los lazos con clientes y proveedores. Aquí te dejamos 5 reglas que podrán ayudarte a expresar mejor tu agradecimiento con aquellas personas que colaboran con tu negocio.

Regla 1: Un regalo que pueda usar

Sea lo que regales, tiene que cumplir con esta misión: ser útil para la persona que lo recibe y que no termine en el fondo del cajón o peor, en la basura. Elige objetos que sean útiles dependiendo de tu sector empresarial, el tipo de cliente que tienes, etc. No repitas lo mismo cada año. Contacta a una empresa especializada en artículos promocionales o merchandising y pide asesoría en este tema. Ellos tendrán las opciones más actualizadas para cada tipo de ocasión.

Regla 2: Algo Significativo

Escoge un regalo que se relacione con algún aspecto de la vida del destinatario. Para esto es necesario que conozcas a tus clientes y socios de negocios. Con estas pautas podrás obsequiarles algo importante que conservarán.

Regla 3: Que sea práctico

Si es un objeto que ayude a simplificar algún aspecto de la vida o del trabajo, ¡vale! Busca aquello que la otra persona necesita utilizar para su casa o el trabajo.

Regla 4: Social

Este tipo de regalos puede ser de cualquier tipo. Si no quieres regalar algo tangible puedes obsequiar de repente boletos para algún evento cultural o deportivo (claro que depende de los gustos de la persona que los recibirá) donde puede participar contigo u otra gente de tu equipo de trabajo.

Regla 5: Casual

Un regalo también puede ser algo más simple. Una sonrisa, unas palabras motivacionales, de agradecimiento, etc., pueden causar un efecto similar o hasta mayor que algo tangible.

¿Y tú le regalas algo a tus clientes? ¿Cumples estas reglas?

Lo más leído

To Top